8 abr. 2014

La filosofía no pasa el test de Bechdel

Citando literalmente Wikipedia "El test de Bechdel (también conocido como "test de Bechdel/Wallace" o "the rule") es un sistema para evaluar la brecha de género en películas, cómics, obras de teatro, etc; se popularizó en el cómic "Unas bollos de cuidado" (en inglés "Dykes to Watch Out For" o DTWOF), obra de Alison Bechdel". Los requisitos del test recomiendan que en una película igualitarista 1) aparezcan al menos dos personajes femeninos, 2) que dichos personajes se hablen entre sí en algún momento y 3) que dicha conversación trate sobre algo que no sea un hombre.

Helen de Cruz conjetura sobre un test de Bechdel aplicado a los artículos revisados de filosofía. Un artículo de este tipo pasaría el test de filosofía de Bechdel si 1) cita al menos a dos autoras femeninas 2) si al menos una de estas citas trata seriamente del trabajo de una autora femenina y 3) si al menos una de las autoras femeninas citadas no se cita porque discuta la obra de otro hombre.

De Cruz hace esta sugerencia a la luz de la reciente observación de que las mujeres filósofas son menos citadas incluso si publican en revistas importantes y dentro de un ambiente cultural que está denunciando la "dominación masculina" de la filosofía académica.

Imagino que De Cruz, que es una filósofa de cierto valor, está de broma. Si no, estamos perdidos. Lo cierto es que si aplicamos el test creado por la autora de "Unas bollos de cuidado" a la historia de la filosofía, tendríamos virtualmente que suprimir de las estanterías todas las obras que han importado algo a lo largo de la historia de la disciplina. Igual que si aplicamos el test original al cine, tendríamos que prescindir de grandes películas clásicas y quizás de géneros cinematográficos enteros, como por ejemplo el cine bélico.