11 ago. 2012

La esencia de la propaganda

Espectadores en un partido de Hockey. Wikimedia Commons

En teoría, cada ciudadano toma sus decisiones en cuestiones públicas y asuntos de conducta privada. En la práctica, si todos los hombres tuvieran que estudiar por sí mismos los abstrusos datos económicos, políticos y éticos implicados en cada cuestión, encontrarían que es imposible llegar a una conclusión sobre nada. Hemos llegado voluntariamente al acuerdo de que un gobierno invisible cribe los datos y subraye los temas importantes de forma que nuestro campo de acción se vea reducido a proporciones prácticas. 
– Edward Bernays, Propaganda (1928)