22 abr. 2012

William Lane Craig y la difamación del naturalismo

William Lane Craig es un filósofo analítico y apologista cristiano. No sé si alguno de sus libros se han traducido al español, pero en cualquier caso sus posiciones críticas con el naturalismo son bastante conocidas en la red. Craig probablemente es uno de los filósofos teístas más conocidos junto con Alvin Plantinga. Wes Morriston [PDF] representa su opinión de este modo "si Dios no existe, en el nivel más fundamental de la realidad, no hay nada que haga a una persona moralmente buena o mala". Este trabajo de Morriston es una crítica bastante detallada del teísmo de Craig, aquí sólo quiero hacer tres comentarios generales sobre sus posiciones.

1) En primer lugar, no está claro que esta sea una discusión genuinamente filosófica, a pesar de sus apariencias terminológicas. Quizás es más adecuado describir estas disputas como episodios de una "guerra cultural" entre la filosofía naturalista, la única que defiende una visión científica de la realidad, y un tipo de teología moral deseosa de volver a los tiempos anteriores a Darwin (y a Kant).

2) La descripción que hace Craig de lo que llama "visión del mundo naturalista" es algo más que distorsionadora: "En una antropología materialista no hay razón para pensar que los seres humanos son objetivamente más valiosos que las ratas. Cuando un terrorista hace explotar una bomba en un mercado de Bagdad, todo lo que pasa realmente es un reordenamiento de las moléculas que solían ser una niña pequeña". Aparte de la escasa sofisticación de esta descripción (y de la paradójica implicación de que el terrorista suicida de Bagdad es un teísta fuerte), a mí me parece que este tipo de insinuaciones bordean la difamación moral.

3) Bajo la apariencia de una demostración "racional", axiomática, el teísmo filosófico de Craig oculta una preferencia cultural que está muy lejos de ser universal. El fuerte vínculo entre moral y religión, entre "florecimiento humano" y creencia en Dios probablemente es más típico de las sociedades protestantes que de otras sociedades también cristianas, pero no protestantes (y mejor no hablamos de las sociedades que no son cristianas ni protestantes). En las sociedades no protestantes es mas fácil ver la cultura religiosa como una forma de trascender (más que de fundamentar) la moral humana floreciente.