2 abr. 2012

Neurociencia “trivial” del libre albedrío

"Neuroscience of free will"

En Practical Ethics bromean con un hallazgo imaginario de "libre albedrío" en la corteza frontal, gracias a una nueva técnica de neuroimagen capaz de detectar la "energía metafísica" del cerebro. El post es una humorada, pero de hecho sirve para plantear alguna duda sobre la eficacia de la última neurociencia del libre albedrío.


Muchos de los experimentos orientados a probar si hay o no libertad de elección en el cerebro realmente analizan decisiones tan triviales como la del ejemplo imaginario: "Escoja una carta". El trabajo de Chung Siong Soon y sus colaboradores (2008), por ejemplo, que hallaba que determinadas decisiones se reflejan en la corteza parietal y frontal 10 segundos antes de hacerse consciente, pedía a los sujetos del experimento que escogieran "líbremente" entre dos botones mientras miraban hacia el centro de una pantalla. Otro experimento, de Itzhak Fried y sus colaboradores (2011), aparentemente era capaz de predecir con milesegundos de antelación qué tecla presionarían sus sujetos. Un experimento que descansa en los mismos supuestos, y que también dice No al "libre albedrío", se presentaba a bombo y platillo en un documental de la BBC.

El conjunto de estos trabajos se viene aportando como evidencia de que no tenemos "libre albedrío" en muchos medios de ciencia popular. Pero ningún experimento neurocientífico, que yo sepa, hasta la fecha, ha aportado evidencias contundentes sobre las decisiones personales y sociales no triviales. Para entendernos, hay un trecho importante entre examinar si la decisión de salvarse de la condenación enterna es "libre" frente a los decretos divinos y "escoger una carta".

Esto sin olvidar la moda, que ya cansa, de intentar vapulear a los "filósofos" o los "teólogos" aparentemente incapaces de tomar en cuenta estos resultados: "Este es un desarrollo realmente excitante para los neurocientíficos", añaden en Practical Ethics, "pero quizás no sea bienvenido por los filósofos, que pronto quedarán atrás gracias al desarrollo científico en la comprensión de la mente."