22 mar. 2012

La parapsicología en el sistema de publicación de la ciencia

Experimento "Ganzfeld"
Aunque la imagen popular de la parapsicología está muy vinculada con el folklore popular, y rodeada por un aura misteriosa y fraudulenta, algunos psicólogos experimentales se esfuerzan en estudiar los llamados fenómenos "Psi" empleando la metodología científica. En 2010, Daryl J. Bem, llegó a publicar uno de estos trabajos en una revista científica prestigiosa, editada por la Asociación Americana de Psicología. Bem pretendía averiguar en el laboratorio si los sujetos de su estudio (100 estudiantes de la universidad de Cornell) tenían ciertas habilidades precognitivas, estudiando el llamado "efecto de presentimiento". A los sujetos del experimento se les solicitaba que decidieran cuál de las dos imágenes presentadas en un ordenador ocultaba una imagen erótica. Aparentemente, Bem encontró que los sujetos presentían las imágenes eróticas más frecuentemente que las demás.

Desde entonces, se han publicado dos replicaciones positivas de estos resultados (Batthyanny, 2010), y al menos otras dos negativas. La primera de estas (Galak y Nelson, 2010) apareció poco después del original, y la más reciente lo ha hecho en PLoS (Richtie et al. 2012) y ha sido reconocida por el mismo Bem como una tentativa "de buena fe". Sin embargo, Bem subraya en su respuesta que las expectativas presuntamente escépticas de los investigadores podrían haber distorsionado sus resultados. El efecto distorsionador de los supuestos ideológicos de los investigadores es, desde luego, un quebradero de cabeza desde siempre para las ciencias sociales, pero según los escépticos también podría funcionar como un "comodín de los parapsicólogos para desestimar cualquier evidencia contra las hipótesis PSI".

Según el psicólogo experimental Oscar Iborra, que participa estos días en unas conferencias y mesa redonda sobre parapsicología científica en la universidad de Granada y ha tenido la amabilidad de responder a mi petición de información por correo electrónico, sería unilateral cuestionar el rango científico de la parapsicología basándose solo en este trabajo de Bem: "Para respaldar a la parapsicología científica como disciplina no podríamos basarnos solamente en un grupo de estudios particulares o líneas de investigación determinadas. Como cualquier otro campo científico, la investigación psi está en continuo avance."

Iborra también recuerda que la parapsicología es reconocida internacionalmente por la UNESCO como una rama científica de la psicología, y en España por el antiguo Ministerio de Ciencia e Innovación.

Pero las opiniones de los organismos políticos sobre ciencia, aunque puedan ser tomadas en cuenta, no son salvoconductos. Aunque eventualmente artículos sobre parapsicología aparecen en revistas científicas de impacto (como este artículo de Rusell Targ en Nature), otras veces las publicaciones son francamente escépticas o bien muestran fracasos a la hora de replicar resultados previos (significativamente Milton y Wiseman en 2001 sobre los defectos en el análsis estadístico del "experimento Ganzfeld"). Es más frecuente encontrar que los trabajos de los investigadores sobre parapsicología aparezcan en foros y publicaciones no necesariamente fraudulentos, pero sí poco ortodoxos : Journal of ParapsychologyJournal of Scientific Exploration, Journal of Alternative Medicine, etcétera (de estas tres revistas en concreto sólo la primera aparece indexada en Web of science, y sólo hasta 2005). También me apunta Miguel Ángel Vadillo, psicólogo experimental en la universidad de Deusto, que "se trata en general de revistas que están o en los márgenes de la ciencia o claramente más allá, con alguna excepción aislada." Vadillo también recuerda que "en este área es particularmente importante tener presente lo fácil que es producir falsos positivos, y lo probable es que haya un problema de publicación selectiva".

Tanto el carácter comprometido de los resultados experimentales y de los análisis estadísticos, como la posición más bien residual que ocupa la parapsicología en el sistema de publicación de la ciencia, en mi opinión, avalan mantener una opinión muy escéptica con la existencia de los llamados fenómenos "Psi". Esto no implica negar de antemano, basándonos en "prejuicios" inamovibles, la posibilidad de anomalías naturales o de ciertas líneas de investigación cuando realmente logran satisfacer los requisitos de la metodología científica, así como los criterios ortodoxos de revisión y replicación.

Aunque en concreto el trabajo de Bem no parece evidenciar que existan los fenómenos "Psi", al fin y al cabo si podría servir para algo: cambiar el modo en que los psicólogos experimentales analizan sus datos.

Publicado en paralelo en Tercera Cultura



ResearchBlogging.orgRitchie SJ, Wiseman R, &; French CC (2012). Failing the Future: Three Unsuccessful Attempts to Replicate Bem's 'Retroactive Facilitation of Recall' Effect. PloS one, 7 (3) PMID: 22432019