13 mar. 2011

La religión no es decisiva para aumentar el “capital social”

Un descubrimiento importante de las ciencias humanas de los últimos tiempos es que las creencias religiosas no son responsables, por sí mismas, del bienestar personal y la generosidad social. Lo que es determinante es la "experiencia colectiva" que hace posible participar en una comunidad de afines. En naciones como EE.UU., donde el "estado del bienestar" es particularmente débil, ocurre que esta experiencia está moldeada por las comunidades religiosas y redes sociales de carácter privado, pero esto no ocurre en todas partes.

Entendiendo por "capital social" aquellas actividades que favorecen el compromiso social y privado, a través de asociaciones políticas, cívicas, religiosas, clubs deportivos, etcétera, un trabajo que explora en la actividad civil en 14 países europeos muestra ahora que las naciones menos religiosas son las que tienden a favorecer más este capital social. Es verdad que los individuos religiosos son, en general, más "comprometidos" que los no religiosos (incluso en las naciones política y socialmente menos religiosas). Pero antes de levantar acta sobre la superioridad moral de las personas religiosas, podríamos trabajar sobre la hipótesis de que las redes sociales seculares están aún subdesarrolladas en comparación a las redes sociales tradicionales, mayoritariamente religiosas incluso en la Europa laica.


Distribución por naciones del capital social y privado


Otro trabajo reciente muestra que durante el periodo 1980-2000, coincidiendo con el descenso general de  la religiosidad en Europa, el "capital social" y el bienestar social de hecho han aumentado. Sencillamente, la alarma de los líderes religiosos sobre la secularización y el peligroso "relativismo" moral de los europeos no coincide con las evidencias.

Más detalles y comentario original en Epiphenom, como siempre, un blog imprescindible para entender este tema.



Mascherini, M., Vidoni, D., &; Manca, A. (2010). Exploring the Determinants of Civil Participation in 14 European Countries: One-Size-Fits None European Sociological Review DOI: 10.1093/esr/jcq041

Sarracino, F. (2010). Social capital and subjective well-being trends: Comparing 11 western European countries Journal of Socio-Economics, 39 (4), 482-517 DOI: 10.1016/j.socec.2009.10.010