12 oct. 2010

¿Existen universales en el lenguaje humano?

La biolinguistica es una disciplina científica que intenta trazar la evolución y los mecanismos biológicos del lenguaje humano, aunque se discute la idoneidad de su axioma “nada en el lenguaje tiene sentido excepto en el contexto de la biología de la gramática”, en la medida en que los factores culturales e históricos deberían ser tratados, según algunos de sus proponentes, a la par de (y no subordinados a) los factores neurobiológicos.

El editorial del último número de la revista Biolinguistics (de acceso totalmente libre), en concreto, alerta de que “las fronteras proporcionadas por las limitaciones biológicas dejan un espacio tremendamente vasto a la variación, que sólo es empleada mínimamente por los lenguajes existentes y los que posiblemente puedan evolucionar”. Pero esto no desautorizaría el axioma biolingüistico, al menos en sus elementos más primitivos y fundamentales, si apreciamos el trabajo de Arsenijević y Hinzen, que argumentan a favor la naturalidad de lo que desde Chomsky se conoce como "recursión" (la posibilidad de generar frases dentro de otras frases), frente al relativismo cultural de Everett.

El programa biolingüístico de investigación aceptaría tres clases de evidencias para universales del lenguaje: 1) Explicaciones histórico-culturales al nivel genérico del hablante/oyente, 2) Explicaciones a partir de la ciencia cognitiva que subyace a la competencia del lenguaje y 3) Explicaciones derivadas de experimentos empíricos para identificar propiedades en el contexto mente/cerebro. En general, estos tipos de evidencias abarcarían desde los correlatos neurales de los procesos y las representaciones del lenguaje, asegurando así la base fisicalista del programa (Pulvermüller) [PDF], hasta los rasgos más sensibles a la variación histórica y cultural.



ResearchBlogging.org Zaefferer, D, & Poeppel, D (2010). Linguistic Universals as Human Universals — Divergent Views and Converging Evidence on Language Congruence and Diversity Biolinguistics, 4 (2), 159-164