22 ago. 2010

El bienestar infantil en los países ricos y seculares

Puede que los EE.UU. sean la patria del "libre y valiente", pero no es el lugar más igualitario ni más seguro del mundo para vivir. Esto es particularmente cierto para los niños, según un informe reciente de UNICEF [PDF] sobre bienestar infantil que clasifica a EE.UU. en el penúltimo lugar en una lista de 21 países ricos (el último es para Gran Bretaña).


UNICEF: An overview of child well-being in rich countries


La posición de España en la lista de los 21 países más ricos, que mide seis dimensiones del bienestar (bienestar material, salud y seguridad, bienestar educativo, relaciones familiares, conducta y riesgos, y bienestar subjetivo) es muy notable, solo adelantada por los países nórdicos y por Holanda (nota bene: no es ninguna sorpresa que los países más abiertamente seculares sean también los que mejor trato dispensan a los niños). 

El comentario sobre el informe preparado por Darcia Narvaez en Psychology Today, extensísimamente documentado, pinta un cuadro bastante escalofriante para los norteamericanos: "La cultura americana podría estar desviándose crecientemente desde las prácticas sociales tradicionales que emergieron en nuestro "medio de adaptación evolutivo" (EEA). Estas prácticas típicas entre cazadores y recolectores incluían el cuidado frecuente, mantenerse cerca constantemente de los niños, la alomaternidad y la alopaternidad, el consuelo ante el llanto de los bebes, el juego entre niños de diferentes edades y dar el pecho materno entre 2 y 5 años. Uniendo los datos de la antropología y de la psicología evolucionista, y alertando sobre el "declive moral" que anuncia el desvío de los cursos evolutivos y "naturales" en el ser humano (al menos en la "cultura americana"), Narvaez asegura que estas costumbres están íntimamente relacionadas con los resultados que obtienen los niños actuales en "inteligencia, cooperación, conciencia, empatía, auto-control, agresión y depresión".