9 jun. 2010

Espíritus

Con respecto a los espíritus, existen muchos puntos de vista opuestos acerca de dónde se encuentran, cuál es su estado en el cuerpo, su consistencia y sobre si están separados y son distintos de la sangre y de las partes sólidas, o bien están mezclados con ellas. En consecuencia no es sorprendente que estos espíritus, cuya naturaleza ha sido puesta en duda, sirvan como un común subterfugio de la ignorancia. Dado que los estudiosos superficiales, no conociendo qué causas asignar a un suceso, dicen rápidamente que los responsables son espíritus y los presentan como factota generales. Y, como los malos poetas, los llaman Deus ex machina en el intento de escenificar su trama y su catástrofe.
- William Harvey, On the circulation of blood (1649)