8 oct. 2009

¿Puede ceder la fe ante el discurso racional?

Sólo en los últimos años, nuevos libros escritos con el explícito objetivo de cuestionar las creencias religiosas de la gente han vendido millones de ejemplares en todo el mundo. Especialmente The god delusion (El espejismo de Dios), de Richard Dawkins, ha sido traducido a numerosos idiomas, incluyendo el árabe, despertando una gran controversia sobre la naturaleza y la plausibilidad de la fe.

El objetivo de minar la fe mediante el discurso racional, sin embargo, parecía chocar con supuestos básicos de la sociología y la psicología religiosa; pues se presuponía corrientemente que las creencias religiosas eran demasiado significativas, valoradas y permanentes en la vida de las personas como para resultar erosionadas por argumentos racionales ocasionales.

Shariff, Cohen y Norenzayan (1) realizaron en 2008 un trabajo muy interesante con estudiantes de la Universidad del Estado de Arizona que cuestiona estas suposiciones. A los sujetos consultados, con variable afiliación religiosa, se les expuso a un texto del etólogo Richard Dawkins criticando el argumento del diseño con argumentos evolucionistas y después se intentó medir el impacto obtenido sobre las creencias religiosas explícitas ("Me considero una persona religiosa") e implícitas ("Existen los ángeles").

Los resultados mostraron una eficacia sorprendente de los argumentos racionales a la hora de disminuir las creencias religiosas. Aunque, por supuesto, estos resultados podrían no ser muy duraderos, teniendo en cuenta que la mayoría de las personas se encuentran habitualmente muy expuestas a los argumentos pro-religión dentro de sus comunidades.

____
(1) Shariff, Azim F.A.; Cohen, Adam B.; ANorenzayan, Ara. 2008. The Devil's Advocate: Secular Arguments Diminish both Implicit and Explicit Religious Belief. Journal of cognition and culture, Volume 8, Numbers 3-4, 2008 , pp. 417-423(7)