15 oct. 2009

El origen gestual de la música y el lenguaje

La "música" y la comunicación vocal más arcaica involucrarían similares redes neurales en el lóbulo temporal, de acuerdo con un trabajo de Ryan Remedios et al. 1 publicado en PNAS.

La comunicación mediante "gestos acústicos" -sonidos estructurados periódicamente que son percibidos de forma diferente a los sonidos naturales- es común en los primates. Por ejemplo, algunos monos rhesus (macaca mulatta) emplean objetos de su medio para producir gestos de este tipo similares al tamborileo o "drumming". En concreto, parece que los individuos más grandes y dominantes utilizan el "drumming" como medio para transmitir su status social a los demás miembros de la comunidad, a menudo acompañando esta conducta con la expresión de otros gestos corporales.

De acuerdo con los investigadores, el hallazgo de que la comunicación de sonidos vocales y no vocales involucran regiones cerabrales solapadas, encajaría bien con la teoría gestual de la comunicación, según la cual el lenguaje se habría desarrollado a partir de gestos producidos con las manos, posiciones corporales y expresiones faciales, así como con la sugerencia del origen "musical" del lenguaje: "El 'drumming' de los primates podría respresentar un antecedente de las habilidades musicales humanas, una noción que también se apoya en la ubicuidad del 'drumming' en las culturas humanas y su naturaleza innata."

Curiosamente, la historia de la música humana apuntaría a un progresivo alejamiento de este "núcleo etológico" profundo en donde música y gestos aparecen casi fusionados. No habría más que comparar la contención corporal entre los intérpretes de la música "culta" con la gesticulante efusividad de los practicantes del Rock'n'roll.

"Drumming" urbano


ResearchBlogging.org1 Remedios, R., Logothetis, N., & Kayser, C. (2009). Monkey drumming reveals common networks for perceiving vocal and nonvocal communication sounds Proceedings of the National Academy of Sciences DOI: 10.1073/pnas.0909756106