10 sept. 2009

Materia y conciencia

Matter and consciuosness, de Paul M. Churchland (hay edición en español: Materia y conciencia. Introducción contemporánea a la filosofía de la mente. Gedisa, 1992) es un manual introductorio clásico dirigido a público no especialista.

Churchland pasa revista a los temas principales de la filosofía moderna de la mente: el problema ontológico, dirigido a averiguar qué tipos de cosas existen con respecto a la naturaleza de la mente (la cuestión "mente-cuerpo"), el problema semántico, encaminado a esclarecer la naturaleza de los significados mentales en un contexto neurocientífico, el problema epistemológico, orientado a resolver el "problema de las otras mentes" (¿sobre qué base podemos suponer que los demás seres humanos tienen "estados mentales"?) y finalmente el problema metodológico, dirigido a resolver cuál es la mejor metodología científica para elaborar una genuina "ciencia de la mente".

Churchland elabora todos estos problemas en el libro de un modo riguroso y pedagógico, con abundantes referencias bibliográficas y presentando argumentos en contra y a favor de cada una de las teorías.

Quizás el mayor interés radica todavía en la clara y sugestiva presentación de lo que se ha llamado "materialismo eliminativo" (ver también la entrada en el diccionario filosófico de Stanford). Para los eliminativistas el proyecto de la "teoría de la identidad", que pretende la reducción inter-teórica de la psicología popular y la neurociencia cognitiva, no es plausible debido a que "nuestro marco pscicológico basado en el sentido común es una concepción radicalmente falsa y engañosa de las causas del comportamiento humano y la naturaleza de la actividad cognitiva". Churchland considera incluso que esta revolución cognitiva podría contribuir a una sociedad "más pacífica y humana" (Pág. 45):
La magnitud de esta revolución conceptual sugerida aquí no debe ser minimizada: sería enorme. Y los beneficios de la humanidad podrían ser igualmente grandes. La suma total de la miseria humana podría reducirse mucho si cada uno de nosotros poseyera un entendimiento nerocientífico correcto (de lo que ahora concebimos vagamente como) las variedades y causas de la enfermedad mental, los factores involucrados en el aprendizaje, la base neural de las emociones, la inteligencia y la socialización.
Aún una excelente guía de inicio para orientarse en la neurofilosofía. Quienes deseen información más actual pueden consultar en internet Neurophilosophy, The Frontal Cortex o las páginas de Paul y Patricia Churchland.