26 ago. 2008

Por qué (casi) no hay mujeres ateas

Pocos temas estimulan más el miedo a la diferencia que la mera insinuación de una distancia natural entre hombres y mujeres. Y sin embargo, algunas evidencias más allá de la observación casual indican que el sexo predice al menos una parte de las preferencias políticas, lúdicas o religiosas de las personas. Éste parece ser el caso: las mujeres son más religiosas que los hombres empleando cualquier criterio de medida en cualquier cultura, no son más religiosas simplemente porque sean "socializadas" para que se conviertan en beatas. Sorprendentemente, las diferencias sexuales en las preferencias religiosas aumentan a medida que las presiones sociales disminuyen en las "sociedades abiertas" y feministas (baja fertilidad, madres solteras, feminización del mercado laboral, etc), un dato incompatible con la hipótesis sociológica extrema.

De acuerdo con Alan S. Miller y Rodney Stark las mujeres son en general más religiosas que los hombres en la medida en que ser poco religioso constituye una conducta más arriesgada. Cuando se trata de la apuesta de Pascal, los hombres son más "vulnerables" al ateísmo. Ésta hipótesis podría ser consistente con básicos supuestos de la psicología evolucionista. Al fín y al cabo, las diferencias en la inversión parental de hombres y mujeres predicen, en general, una predisposición superior de los machos hacia las conductas "audaces", como la caza, la guerra...o el materialismo científico.

Razib hace otra interesante observación. En aquellas sociedades donde la apostasía conlleva menos riesgos el modelo de la acción racional es más plausible que en aquellas otras sociedades donde la presión de grupo y los costos de la apostasía son superiores. Como siempre, se trata de ajustar el método al objeto, y no a la inversa.

Tampoco haría falta precisar que ateas y materialistas notables también hay, pero por si acaso aquí puede consultarse una lista de celebridades.