1 oct. 2013

Ateísmo fantasma

Históricamente, los ateos han concitado dos tipos de reacciones contradictorias. Se los contempla por una parte como enemigos de la teología y el orden, pero en otro sentido, también muy a menudo como ateos fantasma o ateos aparentes (post relacionado). Como ejemplo este botón del médico español Andrés Piquer (1711-1772), uno de los "novatores" de la Ilustración española del siglo XVIII, que mostraba así su incredulidad ante la incredulidad (Lógica moderna, 1747):

En quanto à lo primero ya hemos visto que el entendimiento en estando determinado de las ideas materiales, y de las vibraciones del celebro, comprehende, y percibe los objetos espirituales y de algunos principios ciertos ya combinando, ya componiendo las ideas, ya en diferentes modos enlazandolas, saca consequencias, y razona sobre varios assuntos. Assi es comun à todos los hombres, y à todas las Naciones por barbaras que sean luego que exercitan la fuerza de razonar, concebir à Dios como Soberano bien. Dirà alguno, que Benito Espinosa, y Pedro Bayle negaron la existencia de Dios quando usaron de toda la fuerza de razonar; mas Yo creo que negò la lengua lo que concedia el corazon, y tengo por muy cierto, que en su interior no podrian resistir à los remordimientos de la razon que se oponia à lo que publicava la voz: Signatum est super nos lumen vultus tui Domine, decia David: Sellada està Señor en nosotros la luz de vuestro semblante. Pueden las passiones, y la imaginacion obscurecer, y perturbar la razon; pueden los impios Atheistas tener ofuscada la idea de Dios, mas no extinguida; porque es de aquellas que necessariamente produce el alma quando es determinada de ciertos objetos, y se halla el cuerpo con disposiciones aptas à excitarla, y no es possible que se presente objeto ninguno à los sentidos, sin que sea motivo bastante de excitar al alma para conocer à Dios.