16 mar. 2013

Jungla y cultura

Casi todas las culturas distinguen claramente entre naturaleza y cultura, un tema elaborado de muchos modos en las obra del famoso antropólogo francés Claude Lévi-Strauss. Los Yanomamö, por ejemplo, se fijan en esta distinción en su concepción de sus poblados y la misma naturaleza del hombre como distinto de los animales. Su palabra para casa es yahi, un lugar donde habitan humanos. Su palabra para jungla es urihi, un lugar habitado por cosas (cosas que no son humanos). Sus viviendas comunales, shabonos, son una colectividad de yahis individuales. Un shabono representa la cultura y cosas culturales, cosas que llaman yahi tä rimö. En claro contraste, las cosas salvajes, cosas no humanas, son naturales, componentes de la naturaleza: urihi tä rimö. Para ellos, la cultura termina en las superficies exteriores del suelo y las paredes del shabono. Se suponía que mi casa encarnaba este inflexible principio Yanomamö y mantenía a la jungla fuera de mi área personal y cultural. 
Napoleon Chagnon, Noble savages (Pág. 121-122)

Imagen: Wikimedia Commons