9 oct. 2012

La universidad los prefiere blancos caucasianos

Una variedad representativa de académicos de distintas disciplinas en los EE.UU prefieren a los blancos "caucasianos", según un trabajo de Katherine L. Milkman y colegas. En esta ocasión, los investigadores mandaron peticiones para concertar una reunión de distintos estudiantes, incluyendo indicaciones sobre su raza y sexo, a una muestra de 6.500 profesores distribuídos en 285 instituciones y 89 disciplinas diferentes. La categoría de "raza", eso que dicen que biológicamente no existe, incluía: caucasianos, hispanos, indios y chinos.

Por lo visto, las conclusiones evidencian sesgos promasculinos. Si las cartas provenían de "blancos caucasianos" tenían más probabilidades de ser contestadas en el experimento que si procedían de los demás grupos étnicos o de las mujeres.

Además, el sesgo no afectaría sólo a las ciencias "duras", tal como había mostrado un estudio previo similar, con respecto al sexo, si bien continúa concentrándose en estas áreas tradicionales: ciencias naturales y físicas, además de aquellas disciplinas mejor pagadas ("negocios") y las instituciones privadas.

El ignominioso sesgo promasculino y problanco es escaso en las humanidades y en las ciencias sociales, y negativo en las bellas artes:


Social Science Research Network, 2012

Estas diferencias en las preferencias de los profesores universitarios, de hecho, podrían tener una explicación distinta al prejuicio sexista o racial genuino que sostienen los autores del estudio. Acaso podrían deberse a un efecto más simple y culturalmente menos dramático de "dependencia del camino" (path dependence): se prefieren más hombres en entornos donde ya hay más hombres (ciencias físicas), más mujeres en entornos donde hay más mujeres (artes y humanidades), etc.

Pero lo cierto es esto: las conclusiones raciales y sexistas, especialmente si sirven para subirles los colores a los privilegiados hombres blancos, son claramente más atractivas, tienen más posibilidades de ser publicadas, y de ser comentadas masivamente (leer el comentario de "Randall" en el post de Ed Yong para una visión suplementaria).


Referencia: Milkman, K. L. (2012) Heterogeneity in Discrimination?: A Field Experiment. SSRN Electronic Journal. DOI: 10.2139/ssrn.2063742