19 sept. 2012

La igualdad de las religiones como artículo de fe

Devastador análisis de Sam Harris sobre los episodios de ira santa en los países musulmanes, con dos puntos críticos: la confusión de las potencias occidentales y la actitud moral de la "izquierda laica":

La mayoría de los izquierdistas laicos creen que todas las religiones son iguales, y consideran que cualquier sugerencia contraria es un signo de fanatismo. De algún modo, este artículo de fe sobrevive a la diaria refutación. En buena medida la culpa es del lenguaje. Como he señalado otras veces, "religión" es un término como "deporte": Algunos deportes son pacíficos pero espectacularmente peligrosos (escalada libre de montaña, carreras callejeras); algunos son más seguros pero sinónimos de violencia (boxeo, artes marciales mixtas), y algunos no implican más riesgo que ponerse bajo la ducha (bowling, badminton). Hablar de "deportes" como si fuera una actividad genérica hace que sea imposible discutir sobre lo que hacen realmente los atletas, o sobre los atributos físicos que requiere. ¿Qué tienen en común todos los deportes, aparte de la respiración? No demasiado. Y el término "religión" apenas es más útil.

A la luz de los sistemáticos incidentes de ira islámica, y de un mínimo conocimiento sobre el papel histórico de las religiones, es imposible seguir sosteniendo el dogma laico sobre la neutralidad simétrica del estado ante todas las religiones. Ese relativismo laico nos conduce derechos a la extinción o a que el Mediterráneo se convierta de nuevo en un lago musulmán.

Sobre la inconsistencia científica del término "religión", ver también Pascal Boyer