28 jul. 2012

Política de comentarios

He decidido suprimir la caja de comentarios de Facebook después de cada post. Y para que se vea que no estoy sólo en esto:



El secreto para un blog feliz es deshabilitar los comentarios.

Los comentarios en los post de la página de Facebook del blog siguen disponibles, pero a decir verdad sólo porque no sé cómo inhabilitarlos.

Por experiencia, sólo un pequeño porcentaje de los comentarios en un blog como este son claramente negativos, y esos no merecen ser tomados en cuenta. Hay un porcentaje más amplio de comentarios casuales que no entran en detalles técnicos y no exigen respuestas detalladas. Y otro pequeño porcentaje que sí demandan trabajo en las respuestas, bien con el inútil objetivo de aclarar malentendidos (lo más probable con diferencia), o bien porque el comentarista realmente ha aportado algo substancial a la discusión. También es frecuente que las discusiones se perpetúen debido a desacuerdos ideológicos o "paradigmáticos" de partida que jamás se van a resolver mediante "diálogo".

En cualquier caso, la inversión de tiempo para cuidar adecuadamente los comentarios del blog a mí me resulta demasiado alta, incluso teniendo en cuenta la baja participación que hay aquí. Dejo mi dirección de correo electrónico para discusiones privadas.

Sólo porque internet ponga los medios técnicos para que todos se comuniquen con todos, no significa que eso sea aceptable para todo el mundo.