20 abr. 2012

Daniel Everett: El lenguaje es una herramienta, no un instinto

Daniel Everett es un lingüista conocido en particular por sus estudios con tribus amazónicas, a las que llegó como misionero evangélico y de las que salió convertido en ateo en los años ochenta del siglo pasado. Su ateísmo le salió caro: un divorcio y la pérdida de contacto con su familia, que sólo recientemente parece haber aceptado “su punto de vista sobre el teísmo”.

Las posiciones teóricas de Everett también son molestas para la parte dominante de la lingüistica contemporánea, deudora de los trabajos de Noam Chomsky. Su trabajo sobre las “limitaciones culturales de la gramática y la cognición de los Pirahâ” ha causado tanta controversia y malestar como para que el mismo Chomsky le calificase como un “charlatán”. Juan Uriagereka también se ha mostrado crítico con su trabajo en las páginas de este mismo digital: “Everett es un genio de las relaciones públicas”. 

Probablemente Everett sabe cómo vender libros, pero sus ideas no carecen totalmente de respaldo. En EDGE ha publicado un ensayo sobre la recursión en los Pirahâ y Patricia S. Churchland ha calificado su último libro como “algo más que una obra maestra”. La posición que defiende, en síntesis “el lenguaje como instrumento”, es una tendencia viva. En Philosophical transactions de la Royal Society le dedican últimamente todo un número a este asunto.


Continuar leyendo en Tercera Cultura »