3 mar. 2012

Scorsese dirigirá una película sobre un apóstata jesuita del siglo XVII

Cristóvão Ferreira (c. 1580–1650) fue un misionero portugués, mas conocido por su apostasía, supuestamente tras ser torturado en Japón por representantes del shogunato Tokugawa. En 1637, ya como Sawano Chūan, publicó un libro rechazando la doctrina católica, La superchería desvelada, que ha sido traducido al inglés y al francés. En su edición en francés (una reseña, aquí), Jacques Proust argumenta que la deconversión del jesuita acaso no se debió únicamente a los tormentos del ana-tsurushi (un potro de tortura japonés) sino que pudo estar precedida por un recorrido escéptico y crítico anterior a la apostasía.

Pese a que el texto de Ferreira, ampliamente ignorado por los historiadores de la religión, enseña que "Dios no creó el mundo, que existe desde toda la eternidad" y que "el alma es mortal, perecedera; no hay infierno, ni paraíso, ni pecado original, ni predestinación", Michel Onfray, en su contrahistoria, considera que sólo se sitúa "al borde del nacimiento del ateísmo". Otra posibilidad es que, tras conocer los argumentos escépticos justamente en los textos postridentinos europeos, el mismo Ferreira se acogiera a una versión no particularmente teísta del budismo japonés.

Una película sobre este apóstata jesuita tiene previsto estrenarse en 2013, con la dirección de Martin Scorsese, y con Daniel Day-Lewis en el papel de Ferreira. Está basada en la novela Silencio, de Shusaku Endu.