19 mar. 2012

Conversiones religiosas y epilepsia del lóbulo temporal

Epilepsia del lóbulo temporal
Este artículo publicado en 1970 por Kenneth Dewhurst y A.W. Beard es un pequeño clásico de la cultura científica, y un antecedente de los estudios neurobiológicos de la religión más modernos. El trabajo describe hasta seis casos clínicos de personas anónimas a las que les fue diagnosticada algún tipo de lesión en el lóbulo temporal y cuyos trances epilépticos probablemente estuvieron asociados a una conversión religiosa súbita. Es interesante comprobar que estos cambios espirituales asociados a síntomas epilépticos (la no tan erróneamente llamada "enfermedad sagrada") también implicaron, en algún caso, la pérdida de fe religiosa (es decir, una especie de "deconversión" al ateísmo).

La epilepsia del lóbulo temporal (y antes, otros presuntos desórdenes psicológicos, como la histeria) también se ha asociado a las vivencias místicas de personalidades importantes en la historia de las religiones: san Pablo, santa Teresa de Ávila, Joseph Smith (el fundador del mormonismo), el místico alemán del siglo XIX Hieronymoys Jaegen o santa Teresa de Liseux. Muchos de estos casos cumplen la definición de Christensen sobre la conversión como "una experiencia intensamente alucinatoria que tiene lugar en el marco de las creencias religiosas y está caracterizado por su intensidad subjetiva, su caracter aparentemente súbito y cambios observables en el comportamiento subsecuente del converso".

Como es natural, los síntomas neurológicos no proporcionan una explicación suficiente de las experiencias religiosas. No porque la experiencia religiosa no sea totalmente "natural", sino porque forma parte de un complejo de transmisión cultural: "un estado mental tan elaborado como una experiencia de conversión religiosa no tiene lugar como resultado directo de una descarga epiléptica; sino que es facilitada por una alteración en el nivel de la consciencia, un incremento en la excitabilidad de los sistemas nerviosos inferiores y aspectos del trasfondo religioso del propio paciente". Las experiencias religiosas son una intersección de disposiciones biológicas y vastos complejos culturales y, claramente, no es posible reducirlas a lesiones cerebrales, como a veces se argumenta desde la "neuroteología".



ResearchBlogging.orgDewhurst K, &; Beard AW (2003). Sudden religious conversions in temporal lobe epilepsy. 1970. Epilepsy &; behavior : E&B, 4 (1), 78-87 PMID: 12609232