17 dic. 2011

Vascos, íberos y moros

Sin entrar en las pegajosas conclusiones biopolíticas que a menudo se derivan de este debate, la diferencia genética de los vascos es un asunto tradicional de los estudios genéticos que tiene implicaciones en la historia sobre los orígenes de las poblaciones europeas. Ahora, la novedad es que podemos extraer conclusiones interesantes que no proceden de estudios publicados en revistas científicas homologadas, sino de análisis llevados a cabo directamente por "bloggers genómicos" en bases de datos disponibles públicamente.

Estas nuevas evidencias, aparentemente, avalarían la idea de que los vascos no descienden de las poblaciones paleolíticas de Europa occidental, sino que serían los descendientes de los primeros inmigrantes del próximo oriente. Como explica este post del blog Gene Expression, parece que los vascos (junto a los finlandeses) carecen de un elemento genético "caucásico"que está presente en el resto de los europeos, como mostraría un análisis con 1000 genomas ibéricos.

Estos resultados muestran también que un componente sustancial (hasta el 10%) de las poblaciones íberas tienen un origen norteafricano, a diferencia de los vascos.



Lo que más me llamó la atención del post de GNXP no es la afirmación sobre los vascos, sin embargo, y tampoco la metodología empleada por los bloggers, sino este fragmento:

La excepción vasca de los test de limpieza de sangre parece justificada. La única inferencia razonable que puedo hacer es que la ocupación mora dejó un impacto genético sustancial en la península. Más del que había pensado. El modelo "culturalista" standard supone que los musulmanes españoles fueron predominantemente conversos, y que su conversión de vuelta al cristianismo entre 1100 y 1600 (a medida que el Islam decaía en Iberia) fue una reversión. Pero estos resultados me inducen a pensar que mucha gente con un ancestro árabe y bereber se convirtió en cristianos españoles en los años de la reconquista.

Esta afirmación o esta especulación tan atrevida me sorprendió porque la historia cultural de España ni siquiera avala que los musulmanes árabes dejaran un "impacto sustancial" en la toponimia o en la lengua española (por favor: no confiad en Wikipedia en esto), por lo que el modelo "culturalista" parecía hasta la fecha el más consistente con las evidencias históricas y también con las evidencias basadas en estudios genéticos que hablan sobre una "fuerte barrera genética" entre África y la península ibérica.

Después de un intercambio de opiniones en twitter, Razib Kahn "sospecha" que los nuevos estudios con grandes bases de datos genómicas cuestionan el modelo "culturalista", pero las sospechas no son evidencias fuertes. Especialmente, si como explica un comentario en ese mismo post, el ancestro norteafricano de los íberos no se corresponde en absoluto con el periodo musulmán, sino que data de interacciones mucho más antiguas en el neolítico.