19 dic. 2011

Rudeza y diplomacia

Esto que dice Daniel Dennett es completamente cierto:

Se ha repetido hasta la saciedad que los nuevos ateos son rudos y airados. Pero echa un buen vistazo a su trabajo, a los libros y charlas de Hitchens, Dawkins y Harris, y verás que son mucho más educados, mucho menos burlescos, y menos dados al insulto que apologistas religiosos como Terry Eagleton, Alvin Plantinga o Leon Wieseltier. Se trata simplemente de que muchas personas se sienten impactadas al ver que las ideas, instituciones y representantes religiosos son desafiados de forma tan intensa a como lo son los bancos, las grandes farmacéuticas o la industria del petróleo.