3 oct. 2011

El naturalismo lleva a la “desintegración sociocultural”

Lo comentaré mejor dentro de un post más extenso sobre el naturalismo como posición filosófica, pero de momento aquí está una contundente y elegiaca cita del filósofo Bruce L. Gordon, vinculado al movimiento del "Diseño Inteligente":

Más por razones históricas que de necesidad intelectual, los universales y otras entidades abstractas llegaron a percibirse en la conciencia moderna como meros nombres adaptables a nuestra conveniencia. Esto tuvo profundas consecuencias, dado que el antiesencialismo representado por el nominalismo, en conjunción con un empirismo desenfrenado y la preocupación por el mecanismo material, dio nacimiento al naturalismo filosófico y contribuyó a su auge intelectual. Y el constructivismo representado por el nominalismo, refundiendo toda categoría y categorización como mera invención instrumental, dio nacimiento al relativismo que ha llegado a dominar el paisaje intelectual. De esta forma la naturaleza resultó des-trascendentalizada, desnaturalizada, desencantada e instrumentalizada, así como se despojó a la humanidad de su esencia, deshumanizada, convertida en una convención social arbitraria, y transformándonos en seres sin brújula moral, sometidos a las pasiones animales y las vicisitudes culturales, sin una razón intrínseca con la que resistir. En la medida en la que aún no hemos sucumbido completamente a las consecuencias nihilistas, es el sentimiento residual de la gracia trascendente lo que nos preserva. Haremos bien en reforzar su influencia tanto intelectual como visceralmente si deseamos escapar del relativismo y evitar la desintegración sociocultural. 
Bruce L. Gordon, The rise of naturalism (Pag. 9-10) en The nature of nature. Examining the role of naturalism in science

¡Ahí queda eso!