18 sept. 2011

El Dalai Lama elogia el laicismo

Durante una conferencia en Brasil, Tenzin Gyatso, el XIV dalai lama, acaba de reconocer que "Secularidad no significa falta de respeto a las religiones, sino respeto a todas las religiones, incluidos los no creyentes". No es la primera vez que el líder espiritual de los tibetanos menciona a los no creyentes o las personas no religiosas con respeto. El pasado 2 de septiembre escribió en su cuenta de twitter: "La práctica del altruísmo es el auténtico modo de vida humano y no está limitado a los religiosos".

Desde luego, el concepto de laicismo que emplea el lama es bastante moderado o incluso "postsecular", pero el mero hecho de visualizar el concepto sin asociarlo con connotaciones dramáticamente negativas, marca una distinción muy positiva frente a otros líderes religiosos y políticos del presente.

El aparente reconocimiento de la democracia y del laicismo es muy reciente en el budismo tibetano, que proviene de una larga tradición teocrática. El nombramiento reciente del jurista Lobsang Sangay como "Kalon Tripa", o primer ministro del gobierno tibetano en el exilio, forma parte de este giro democrático en la política de los lamas.