7 ago. 2011

Enda Kenny: “Esto no es Roma. Es la república de Irlanda”



Estremecedor discurso del primer ministro de Irlanda, Enda Kenny, concerniente al informe Cloyne sobre el escándalo de los abusos sexuales por parte del clero católico.

Por primera vez en Irlanda, un informe sobre abuso sexual infantil muestra un intento de la Santa Sede para frustrar una investigación dentro de una república soberana y democrática. Hace tres años, no tres décadas. Al llevar esto a cabo, el informe Cloyne excava en las disfuniones, la desconexión, el elitismo y el narcisismo que domina la cultura actual del Vaticano. 
(...) El Cardenal Joseph Ratzinger (actual papa Benedicto) ha dicho: "Las normas de conducta apropiadas para la sociedad civil o el funcionamiento de una democracia no pueden ser aplicados pura y simplemente a la iglesia."
En el momento en que la Santa Sede prepara su respuesta al informe Cloyne, como primer ministro, quiero dejar totalmente claro que por lo que respecta a la protección de los niños de este Estado, las normas de conducta que la iglesia considera adecuadas para sí misma, no pueden ser y no serán aplicadas al funcionamiento de la democracia y de la sociedad civil en esta república.

Por fin un jefe de estado dice la verdad. Por su parte, el jefe de los pederastas, y principal responsable de los obstáculos interpuestos entre los criminales y la justicia secular, visitará Madrid éste 16 de agosto y será recibido con todos los honores por un presidente y por un gobierno que aseguran ser progresistas.