24 jul. 2011

La ideología antisecular de Anders Behring Breivik

Los recientes atentados en Noruega, perpetrados aparentemente por un "lobo solitario", Anders Behring Breivik, están provocando un intenso debate acerca de la agenda ideológica detrás de los crímenes. La publicación en internet de un "Manifiesto sobre la independencia europea", un concienzudo tratado político de 1.500 páginas escrito por el propio Breivik (con su nombre anglicanizado como "Andrew Brewick") arroja mucha luz sobre el caso. Breivik ha resultado ser un terrorista "ilustrado" cuyo caso recuerda a otro asesino filosóficamente brillante, el estadounidense Theodore John Kaczynski, "Unabomber".

Tal como explican en GNXP, los últimos años testimonian el auge en la percepción social de los motivos religiosos del terrorismo. Esta tendencia podría haber provocado una sobreexposición de los motivos religiosos, desorientando a los analistas y a la opinión pública sobre la verdadera agenda política detrás del terror. El mismo Breivik, más bien un nacionalista europeísta y un conservador intelectualmente lúcido, no encajaría con el estereotipo del fanático religioso. Su manifiesto es de hecho una crítica bastante exhaustiva de la ideología de la "corrección política" europea, supuestamente heredada de la escuela de Frankfurt y convertida por las élites europeas en un "marxismo cultural" dominante. El problema religioso, fundamentalmente provocado por las políticas "multiculturalistas" europeas que facilitan la expansión islámica, desempeña un papel central dentro del drama moral del manifiesto, cuya ideología destila un fuerte carácter antisecular (en esto coincide con el nazismo, tal como ha explicado Richard Steigmann-Gall). Breivik critica explícitamente lo que llama "ateísmo chic" (de Dawkins y cia) y divisa un futuro "cristianismo europeo" que tolerará a los ateos, a diferencia del Islam, pero promulgará políticas conservadoras respetuosas con la "naturaleza humana". Significativamente, el nacionalismo europeo de Breivik carga tanto contra el secularismo europeo como contra las tendencias apacigüadoras del Vaticano:

No podemos tener un Vaticano que tiembla a los pies de la Ummah islámica, o un Vaticano que facilita su propia destrucción sin luchar. Debemos librar al Vaticano de sus miembros corruptos e incluso suicidas y asegurar que poseemos unos líderes de la iglesia que crean en una cristiandad europea sostenible y confiada. Necesitamos un cristianismo que crea en el concepto fundamental de la autodefensa y que tenga la ambición de sobrevivir. Necesitamos líderes cristianos que estén dispuestos a llamar a las cruzadas de defensa si nuestros hermanos cristianos son amenazados por la Yihad en el futuro.

Será verdad por tanto que Breivik no encaja con la imagen pública del "fanático religioso", o del "creyente fanático" (él mismo afirma que mentiría si dijera "que es una persona muy religiosa"), pero lo cierto es que el problema religioso, y de forma aún más significativa el choque de la cultura religiosa y secular, es el elemento crucial de su agenda política.

ACTUALIZACIÓN. ¿Es Breivik el primer terrorista de masas inspirado por los blogs? LGF: "A diferencia de Jared Loughner (el francotirador que disparó contra la congresista Gabrielle Giffords), en el caso de Anders Behring Breivik no hay duda de dónde encontró la inspiración y la ideología que llevó inexorablemente al horror de Oslo."

ACTUALIZACIÓN II. Hoy, de actualidad: "Por qué dejé la derecha" (2009)

ACTUALIZACIÓN III. Breivik no es "sólo un loco". Es un asesino político, movido por una ideología patológica, mezcla de fantasía y realidad, que es totalmente necesario analizar.

ACTUALIZACIÓN IV. Bruce Bawer: "Muchos de los que hemos hablado sobre el ascenso del Islam en Europa habíamos advertido de que el fracaso de los líderes políticos mayoritarios para señalar responsablemente los desafíos actuales daría como resultado el surgimiento de extremistas como Breivik."

ACTUALIZACIÓN V. La falacia del creyente auténtico.