16 jul. 2011

En la Europa del siglo XXI los no creyentes siguen siendo discriminados

El Consejo de Ex Musulmanes de Gran Bretaña ha informado, a través de una carta dirigida a sus simpatizantes, que esta insólita institución atraviesa problemas financieros debido en parte a la negativa del Comité de Caridad de Inglaterra de facilitarles dinero público alguno. Desafiar el tabú islámico de la apostasía resulta demasiado "controvertido" para los responsables de la caridad estatal británica, que también han cuestionado la propuesta de esta asociación de separar la religión del estado:

Las leyes inglesas reconocen a la religión como un objetivo caritativo, y la ley del estado proporciona ciertos privilegios fiscales a la caridad. La prohibición de tales privilegios fiscales tal como se demanda en el Manifiesto requeriría un cambio en las leyes. De forma similar, la separación de la religión del estado y del sistema legal y educativo requeriría tanto una reforma constitucional como un cambio en las leyes.

Desde el punto de vista legal y constitucional, este criterio es el mismo que aparece en el ordenamiento español, que define el estado como aconfesional en lugar de como estado laico.

Si el estado no se define como neutral con respecto a las creencias religiosas, resulta francamente discriminatorio que no dispense un trato equivalente a quienes han manifestado que no desean tener creencias religiosas. En definitivas cuentas, si los no creyentes poseen realmente los mismos derechos que los creyentes y si la religión no es un privilegio, las asociaciones de no creyentes deberían gozar de al menos los mismos privilegios fiscales que las asociaciones religiosas.

Es paradójico que una organización con un carácter heroicamente democrático como el Consejo de Ex Musulmanes no consiga un reconocimiento legal como asociación caritativa en Gran Bretaña, pero sí lo hagan las asociaciones islamistas que propugnan el reconocimiento legal de la Sharia, con la consiguiente ruptura en la unidad de la ley.

Relacionado: Manifiesto del Consejo de Ex Musulmanes de Gran Bretaña