12 jun. 2011

¿Es realmente Jesús un ejemplo ético a seguir?

La idea de Jesús de Nazaret como un ejemplo de excelencia moral es un tópico cultural que se da casi por sobreentendido incluso entre mentalidades "agnósticas" y no creyentes. Madman, or something worse ("Un loco o algo peor") es un documental de próximo estreno que rompe este tabú. ¿Está realmente Jesús "entre los grandes pensadores éticos"?

Michael Martin, autor de un interesante Alegato contra el cristianismo (editado en España por Laetoli), ya resumió hace unos años ciertos argumentos morales que cuestionan la ejemplaridad del mitológico fundador del cristianismo. Martin cuestiona que la "ética" propuesta por Jesús, si puede ser llamada así en absoluto, resultara deseable o incluso practicable. Resumiendo algunos puntos importantes:

1. El principal mandamiento de Jesús es amar a Dios (Mt. 22, 37-38). En la creencia de la inminencia del Reino de Dios, Jesús tal como aparece en los sinópticos apenas se interesó por los problemas mundanos (como la familia, la propia vida y las propiedades), amenazando además con terribles castigos a quienes rechazaran sus enseñanzas.

2. Las prácticas morales de Jesús contrastan con las imágenes pacifistas idealizadas. Predicó, por ejemplo, el castigo eterno para quienes blasfemaran contra el espíritu santo, empleó la fuerza para expulsar a los mercaderes del templo, guardó silencio sobre el trato dado a los animales en el templo y en general despreció el valor de la razón y el conocimiento.

3. Jesús no se pronunció sobre temas morales como el aborto, la pena de muerte o la esclavitud. No hay pruebas, en particular, de que atacara la esclavitud tan común en el mundo antiguo.

4. El mensaje de Jesús está tan condicionado por la inminencia del Reino de Dios que despreció la provisión por el futuro característica de cualquier civilización. Como apostilla Martin: "cualquier persona razonable preocupada por la existencia de una sociedad justa y sana debe rechazar la orden de Jesús, pues la evidencia indica que, para lograr tal sociedad, es necesaria una cuidadosa planificación del futuro."