31 mar. 2011

Algunas experiencias religiosas favorecen la atrofia del hipocampo

Public Library of Science acaba de publicar un estudio longitudinal sobre la neuroanatomía de las experiencias religiosas. Particularmente, han analizado el efecto de algunas experiencias sobre la atrofia del hipocampo, un proceso que tiende a acelerarse en la vejez y a través de ciertas circunstancias como la respuesta al stress. Estudios previos ya habían indicado que el hipocampo era una región del cerebro involucrada en las creencias y las prácticas religiosas; por ejemplo, en la meditación.

Los participantes de este trabajo han sido 268 hombres y mujeres de más de 58 años, desde 1994 a 2005. La técnica empleada para medir los correlatos neuroanatómicos de las creencias y prácticas ha sido la imagen por resonancia magnética funcional. Los factores tenidos en cuenta han sido 1) Frecuencia de asistencia a cultos públicos, 2) Frecuencia de la actividad religiosa privada, 3) Pertenencia a grupo religioso, 4) Status como religioso "renacido" (born-again status) y 5) Experiencias religiosas capaces de cambiar la vida.

Los investigadores han hallado que, en comparación con los protestantes "no renacidos", los protestantes renacidos, los católicos y aquellos que carecen de afiliación religiosa sufren una mayor atrofia del hipocampo. Estos efectos negativos podrían estar relacionados con la acumulación de stress en ciertos grupos; lo que encajaría con la desigualdad de condiciones sociales particulares de los EE.UU,, reflejadas en sus diferencias religiosas. Para decirlo a la manera de Marx, la religión es el grito de la criatura oprimida, pero la intensidad del grito puede contribuir a acentuar el sufrimiento, no a aliviarlo.

En las conclusiones:

Este estudio se encuentra entre los primeros en examinar los correlatos religiosos y espirituales de la neuroanatomía estructural, identificando varios factores poco estudiados que están asociados con la atrofia del hipocampo. Los factores religiosos, incluyendo la pertenencia a un grupo religioso y las experiencias religiosas capaces de cambiar la vida, pero no la frecuencia de las prácticas religiosas privadas o públicas, fueron asociadas longitudinalmente con la atrofia del hipocampo. La atrofia de esta región tiene importantes implicaciones clínicas, habiéndose identificado como marcador de problemas mentales en la vida adulta como la depresión y la demencia.


ResearchBlogging.org Owen, A, Hayward, D.R, Koenig, H.G, Steffens, D.C, & Payne, M.E (2011). Religious Factors and Hippocampal Atrophy in Late Life PLoS ONE, 6 (3) : 10.1371/journal.pone.0017006