18 feb. 2011

“Afirmo que toda filosofía está fundada en dos cosas: una mente inquisitiva y una vista defectuosa; puesto que si nuestros ojos abiertos pudieran discernir todas las cosas a la perfección podría percibirse fácilmente si cada estrella es un sol dando su luz a varios mundos. Y por otro lado, si tuviéramos menos curiosidad, difícilmente nos molestaríamos en informarnos sobre la materia, y en consecuencia permanecería en igual ignorancia. Pero la dificultad consiste en nuestra voluntad de saber más de lo que vemos. Por ello los filósofos se pasan la vida descreyendo de lo que ven, y esforzándose en conjeturar sobre aquello que se les oculta. Este estado de la mente no es muy envidiable.”


- Bernard Le Bouyer de Fontenelle, Conversaciones sobre la pluralidad de los mundos (1686). Vía