26 ene. 2011

“La mayoría de los libros que aparecían durante el ancien régime eran ediciones clandestinas, introducidas en la ciudad en balas de heno o en falsos fondos de barriles de arenques en salazón, impresas en el interior de almacenes de madera y en embarcaciones, en las habitaciones de casas burguesas y en cabañas de jardines de los alrededores de París, pregonadas en las casas y posadas por vendedores ambulantes especializados, a los que la policía vigilaba constantemente.” - Philipp Blom, Encyclopédie. El triunfo de la razón en tiempos irracionales


The Economist :: El ateísmo y la ilustración