29 ago. 2010

La realidad sobre la moral humana

The Brights: Logo
The Brights, una iniciativa para promover la "cosmovisión naturalista" en marcha desde 2003, aloja un proyecto muy interesante para estudiar la "Realidad sobre la moral humana". La descripción que proponen es bastante informativa aunque no aporte nada particularmente nuevo.  Cada uno de sus cuatro puntos niega otras cuatro posiciones alternativas; a saber, que la moralidad sea 1) Una cualidad que descansa sobre un sustrato no material o evolutivo, como el "alma" creada por Dios; 2) Una relación exclusiva de los seres humanos (Savater: "La moral trata de las relaciones con nuestros semejantes y no con el resto de la naturaleza"); 3) Una pluralidad de costumbres incompatibles entre sí (relativismo moral) y 4) Una cualidad exclusivamente "cultural" que parte del sujeto ético como "tabla rasa".

A) La moralidad es un repertorio evolutivo de mecanismos cognitivos y emocionales con distintos componentes biológicos, en tanto son modificados por la experiencia adquirida a lo largo de la vida humana.
B) La moralidad no es el dominio exclusivo del Homo sapiens; existen evidencias significativas en la literatura científica sobre diferentes especies, acerca de que los animales exhiben comportamientos morales o pre-morales básicos (patrones de conducta paralelos a los elementos centrales de la conducta moral humana). 
C) La moralidad es un "universal humano" (existe en todas las culturas del mundo), una parte de la naturaleza humana adquirida durante la evolución.
D) Los niños pequeños y los bebés muestran algunos aspectos de conducta y cognición moral (que preceden a las experiencias específicas de aprendizaje y al desarrollo de una visión del mundo).


El proyecto de los "Bright" está desde luego orientado por una ideología secular enfrentada a los miedos tradicionales contra la "anarquía y completa confusión en nuestro modo de vida" (estas palabras son de Cicerón) que supuestamente ocasiona olvidarse de la religión.

Sin embargo, estudiar la "realidad sobre la moralidad" no necesariamente excluye las sombrías conclusiones de Cicerón, que de hecho ya empleó una metodología natural (no religiosa). Una cosa es el humanismo secular, y otra la ciencia de la religión y la moralidad.

Lo que excluye el proyecto naturalista es asumir el supuesto religioso o sobrenatural. Un proyecto de este tipo trabajaría sobre el supuesto contrario de que, cualquiera que sea la influencia de las religiones en la realidad de la moralidad humana (por ejemplo, a través de "sesgos" cognitivos favorables al comportamiento religioso, a través de rasgos religiosos adaptativos que favorecen la prosocialidad, etc) su comprensión será científica y natural (no sobrenatural).