4 jun. 2010

Carne trémula

Cuando Henry More, el filósofo inglés contemporáneo, escribió sobre el cerebro declaro qué "esta flácida médula o tuétano en la cabeza del hombre no muestra más capacidad para el pensamiento que un pastel de manteca o un tazón de leche cuajada." El cerebro, escribió More, era una acuosa substancia sin estructura que no podía contener el complejo funcionamiento del alma. La idea de que la carne trémula dentro de nuestras cabezas pudiera ser responsable del funcionamiento del alma era algo más que absurda. Bordeaba el ateísmo. Si la razón, la devoción y el amor fueran la obra de la carne mortal en lugar del espíritu inmaterial, entonces, ¿Qué sería del alma tras la muerte? ¿Que necesidad hay de alma? Henry More lo dejó claro: "Sin espíritu no hay Dios."
- Carl Zimmer, Soul made flesh. The Discovery of the Brain and How it Changed the World