29 may. 2009

La excepción religiosa

Entre las más irritantes consecuencias de nuestra sociedad flagrantemente religiosa se encuentra la dispensa especial que reciben las religiones mayoritarias. Podremos hablar de la religión como una poderosa fuerza social, pero a diferencia de otras instituciones igualmente poderosas, la religión no debe cuestionarse, criticarse o ser objeto de burlas.

- Natalie Angier, autora de The canon