17 abr. 2009

Teocracia vasca

A Anasagasti también le preocupa profundamente que estemos perdiendo "nuestras raíces cristianas". Ahora está molesto por el "ateísmo madrileño" (Vía) y sugiere que monten a López en el autobús que ha paseado por las calles de madrid con el lema de 'Probablemente Dios no existe". Protesta que no deja de sintonizar con el tradicionalismo que el fundador de su partido veía amenazado por el estado liberal, el positivismo y las nuevas costumbres. En cualquier momento Iñaki protestará también en sus columnas contra las influencias exóticas que corrompen el vestir de la "genuina mujer bilbaína" o contra el baile agarrao:
Ved un baile bizkaino presidido por las autoridades eclesiástica y civil, y sentiréis regocijarse el ánimo al son del txistu, la alboka o la dulzaina y al ver unidos en admirable consorcio el más sencillo candor y la más loca alegría; presenciad un baile español, y si no os causa náuseas el liviano, asqueroso y cínico abrazo de los dos sexos queda acreditada la robustez de vuestro estómago, pero decidnos luego si os ha divertido el espectáculo o más bien os ha producido hastío y tristeza.