9 mar. 2009

Evolución humana reciente

Una síntesis sobre el estado de la cuestión:
El consenso sobre una naturaleza humana estable había sido más o menos permanente incluso dentro del pensamiento evolucionista moderno. En cierto sentido la idea del fin de la evolución humana era políticamente tranquilizadora, puesto que podía ser bien recibida tanto por los conservadores, que tradicionalmente contaban con una “naturaleza humana” más o menos fija y previsible (que Larry Arnhart a veces llama “conservadurismo metafísico”), como por los progresistas que podían confiar en alcanzar una nueva humanidad exclusivamente mediante educación, cambio cultural e ingeniería política.

[Continúa...]
Posts relacionados:

La supervivencia de los más capitalistas
La especie acelerada y el formalismo cultural
¿Tienen nuestros craneos modernos mentes de la edad de piedra?
¿Por qué temen tanto al darwinismo social?