24 feb. 2009

Nature: Raza e inteligencia

La pregunta de la revista Nature difícilmente aparecería en ningún debate académico o periodístico en España: ¿Deben estudiarse científicamente las relaciones entre raza, sexo e inteligencia?.

Steven Rose
piensa que no. En primer lugar, porque la ciencia no tiene por qué investigarlo todo. La práctica científica, con sus instituciones y su sistema de publicación, no es "feyerabendiana". De hecho no investiga problemas estúpidos o mal fundados: ¿Acaso tiene sentido -más allá de la sociología de las creencias- estudiar "científicamente" la eficacia terapéutica de las oraciones o los pronósticos publicados en horóscopos? ¿Tiene algún sentido que se desvíen fondos públicos para "investigar" psicofonías?. Pocos responderían afirmativamente.

El concepto de "raza", sin embargo, es más problemático. Si bien es un concepto demasiado tosco para describir la diversidad humana real, la idea de que hay diferencias biológicas entre poblaciones humanas no se puede rechazar. Estas diferencias no tienen nada que ver con la justificación de  ninguna desigualdad de tipo moral, ética o jurídica. Steven Pinker describió este problema en su momento como "el miedo a la diversidad".

Ceci y Williams apuntan que "cuando los científicos son silenciados por los colegas, los administradores, los editores y los patrocinadores que piensan que es inapropiado el mero hecho de plantear ciertas cuestiones, el proceso comienza a parecerse más a la religión que a la ciencia. Bajo un régimen semejante, corremos el riesgo de perder una generación en investigaciones que necesitamos desesperadamente."

El ser humano parece ser una especie politípica:

El mapa de las razas, de Huxley.

La diversidad genética humana, según Cavalli-Sforza.

Un ejemplo de que la ciencia no es tan peligrosa, y que hay mucho más que temer en la fe infundada o en la pseudociencia: en el mismo número especial Nature reflexiona sobre el modo en que la teoría de la selección natural estuvo profundamente influída por el rechazo moral que la esclavitud causaba en Darwin.