29 nov. 2008

Alianza y vergüenza

Antonio Elorza:
En una reunión auspiciada esta misma semana en Granada por la Comisión Europea, el enviado de la Alianza de Civilizaciones, señor Kattan, nos informó acerca de los logros de dicha Alianza. Las caricaturas danesas debían ser el acontecimiento crucial de los últimos tiempos, ya que todo se centró en las eficaces respuestas dadas a partir de las mismas a otros intentos de maltrato al islam, como un par de películas, y de la labor, dirigida por el propio Moratinos, de que la educación dé un tratamiento favorable de las religiones, el islam lógicamente en primer plano.

Ante semejante exposición me permití preguntar si para la Alianza no era más importante que una película la situación del profesor Robert Redeker en Francia, condenado a la privación efectiva de libertad ante las amenazas de muerte islamistas por un artículo en Le Figaro y si no preocupaba el antisemitismo -cosa bien distinta de la condena de la política israelí- en los países musulmanes. Kattan guardó silencio y desapareció luego del congreso. Le hizo el quite, brutalmente, desde la mesa, Armez Maluz, profesor en Beirut, quien dijo que la verdadera preocupación para todos debía ser el odio europeo al islam, y que Europa apoyaba al "Estado judío cuya Constitución era la Tora" (sic). Nadie respondió a semejante barbaridad, ni entre las decenas de asistentes, ni desde la presidencia española del acto.

(...Continúa). Vía.