20 oct. 2008

La izquierda smithiana

Aquí ya nos hicimos eco del otro Adam Smith, concretamente aquel que se expresa en La teoría de los sentimientos morales, y que suele oponerse a la visión dominante del Homo Economicus:
(...) por muy egoísta que se suponga a las personas, hay algo en su naturaleza que los insta a preocuparse por la ventura y felicidad de los demás, no obteniendo de ello otro beneficio más que el placer de observarlas.
La validez del Homo Economicus ha sido criticada por una tradición que va de Herbert Simon a Vernon Smith y Daniel Kahneman, hasta Herbert Gintis y los nuevos economistas conductuales.

Otro episodio desconcertante para la "derecha smithiana" es la camisa de lino de La riqueza de las naciones:

Una camisa de lino, por ejemplo, estrictamente hablando, no es necesaria para la vida. Los griegos y los romanos vivían, supongo, muy confortablemente a pesar de que no tenían lino. Pero en los tiempos presentes, en la mayor parte de Europa, un trabajador respetable se avergonzaría de aparecer en público sin una camisa de lino, cuya necesidad denotaría el desgraciado nivel de pobreza en el que, según se presume, nadie puede caer sin una pésima conducta.

En otras palabras, si nos preocupa la pobreza, la igualdad no puede resultarnos totalmente indiferente.