23 may. 2008

Peces que evolucionan "al revés"

Uno de los errores más frecuentes en la visión popular de la evolución consiste en identificar "evolución" y "progreso", lo que últimamente provoca especulaciones "progresistas" explotadas tanto por creacionistas como por evolucionistas teístas. El que llaman "principio antrópico" o la hipótesis del "planeta privilegiado" son dos ejemplos. Sin embargo, puesto que la selección natural no parece que trabaje en un escenario providencial, sino con individuos concretos adaptados a condiciones locales, la evolución bien puede andar sobre sus propios pasos.

Lo más interesante es que la visión "progresista" podría haber infectado a los propios científicos, según Catherine Feichel, del Fred Hutchinson Cancer Research Center: "No existen muchos ejemplos documentados sobre evolución reversa, pero quizás es que simplemente que la gente no la ha buscado". Según los investigadores, una especie de pequeños peces supervivientes en el lago de Washington habrían regresado a etapas "anteriores" de su evolución una vez que las condiciones ecológicas del lugar habían cambiado dramáticamente (una "evolución" como resultado de la acción humana, similar al clásico "melanismo industrial"). Parece ser que la limpieza del lago provocó el aumento de depredadores y propició el regreso de la especie amenazada a formas ancestrales de su fenotipo. Presumiblemente, este cambio no tiene por qué indicar una transformación substantiva del genotipo ni indica que estemos ante una especie nueva, pero documenta de nuevo el poder del ser humano para alterar la evolución natural.