30 ene. 2008

Por qué las mujeres no son divertidas

"Hacerlas reir ha sido una de las preocupaciones cruciales de mi vida".

Hace un tiempo me contaron una variación del mito de Teseo y el laberinto, donde no se trataba de matar al minotauro, sino de hacerle reir. En aquel momento no me dí cuenta de que, en realidad, el monstruo del centro del laberinto no era el hermano de ninguna princesa, sino una mujer.