25 dic. 2007

Filosofía y basura

¿Existirá también -prosiguió Parménides-, una idea en sí de lo justo, de lo hermoso, de lo honesto y de las demás cosas parecidas?... Y en lo que se refiere a estas otras cosas que pudieran parecer bajas -dijo Parménides a Sócrates-, como por ejemplo, pelo, fango, basura, e incluso lo más vil e innoble, ¿te hallas en la misma perplejidad? ¿Hay o no hay razón para que reconozcas respecto de cada una de estas cosas una idea distinta con existencia independiente de aquellos objetos con quienes mantienen comercio? Nada de eso, replicó Sócrates...Es que todavía eres joven, Sócrates, dijo Parménides, y la filosofía no ha tomado aún posesión de ti. Vendrá el tiempo, si no me equivoco, en que la filosofía te tendrá más firme en sus garras y entonces no despreciarás ni las cosas más humildes.

- Platón, Parménides, 130b (citado por Gustavo Bueno)

Nuestra capacidad para pensar sobre las cosas y la materia está enraizada con toda seguridad en nuestra percepción de los pedazos y la porquería del mundo físico, y (esta capacidad) la extendemos con facilidad al mundo de las ideas.

- Steven Pinker, El mundo de las palabras (Pág. 237)