21 jul. 2007

Secularismo renacido

¿Ha concluído de verdad la secularización, tal y como diagnosticaron en 2000 Rodney Stark y Roger Finke? A juzgar por la proliferación de textos y controversias pro-secularistas, incluso fuera del área de influencia cristiana, no parece que sea así. Pero el fenómeno no es privativo de la Academia o los "intelectuales". Paul Kurtz ofrece un buen número de pistas a seguir. Cierto que el fundamentalismo hindú e islámico continúan gozando de buena salud, y que la Europa ex-comunista se "re-cristianiza" hasta cierto punto, con la notable excepción de Alemania. Según Pippa Norris y Ronald Ingle, formas de la secularización avanzan con rapidez allí donde la incertidumbre sobre el porvenir es menor, lo que explicaría la resistencia de Estados Unidos a la laicidad, frente una Europa económica y demográficamente menos dinámica, pero más estable. Pero incluso en los Estados Unidos el número de increyentes y "no afiliados" a ninguna religión ha aumentado en los últimos años del 8 al 16 por ciento. Un punto récord. Y, lo que es más interesante para nosotros, se observa una tendencia equivalente dentro la inmigración hispana en América.