5 may. 2007

El lenguaje también está en las manos

En otro lugar recordamos la importancia de la evolución de la mano en el origen de los temas característicamente morales, relacionados sobre todo con la resolución de conflictos entre primates no humanos. En esta línea naturalista, Amy Pollick, Frans de Waal y Michael Corballis (vía New Scientist) proponen hoy la hipótesis sobre la evolución gestual del lenguaje. Al parecer, un protolenguaje que utilizara una combinación de gestos y vocalizaciones habría tenido mayores posibilidades de progresar hacia el lenguaje verbal articulado y el hiperdesarrollo moral e intelectual típico de los humanos.

El uso alternativo o simultáneo de lenguaje gestual y señales vocales se ha documentado entre chimpancés y sobre todo entre los bonobos, nuestros parientes más cercanos (cuyo linaje se separó del nuestro hace unos seis millones de años). Además, los etólogos han observado que el significado de los gestos y señales vocales es fuertemente sensible al contexto, lo que apoyaría también la idea de una cierta evolución cultural.

Estas hipótesis respaldarían una explicación genuinamente darwiniana, es decir, gradualista, sobre el origen de la moralidad y el lenguaje; dado que cada pequeña innovación en una misma dirección evolutiva, favoreciendo la coevolución de los gestos y el protolenguaje, habría resultado beneficiosa para cada individuo y comunidad de individuos que la adoptara. En definitiva, otro golpe más contra Chesterton, es decir, contra las explicaciones espiritualistas (si es que estas son "explicaciones" en algún sentido) sobre el origen del lenguaje y la cultura.

Chimpancé solicitando comida. Imagen de Waal y Pollick.